Ultimas Clases

INTRODUCCIÓN

Con el título de “Taller de Iniciación al Flamenco” se presenta este proyecto, al objeto de que una vez aprobado, si lo considera procedente, pueda desarrollarse en la Facultad de Ciencias de la Educación.

No es necesario justificar la importancia del flamenco en el devenir de la cultura andaluza, porque éste está presente en los entresijos de múltiples actividades y manifestaciones del pueblo andaluz. El flamenco pertenece, por derecho, a la cultura y a la memoria de Andalucía. Es  un arte ya universal surgido en Andalucía que le ha dado una sólida y robusta identidad como pueblo.

El Estatuto de Andalucía considera que el flamenco es uno de los mayores exponentes de la identidad cultural andaluza y lo define como “elemento singular del patrimonio cultural andaluz”, y otorga a la Junta de Andalucía la competencia exclusiva en materia de conocimiento, conservación, investigación, formación, promoción y difusión del flamenco.   Por último,  la UNESCO ha declarado el flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

CARÁCTER Y DESTINATARIOS

La puesta en práctica de este taller no pretende otra cosa que colaborar en el cumplimiento de lo establecido por el Estatuto de Autonomía de Andalucía en esta materia.

La finalidad de este Taller de iniciación  al flamenco es, pues, el acercamiento de este arte y esta música propia de nuestra tierra a las personas interesadas en aprender los conocimientos básicos del mismo. Para ello hay que partir de las investigaciones sobre su origen, sus influencias y su historia hasta nuestros días, explicándolo de un modo sencillo, práctico y ameno.

De un modo directo y participativo aprenderemos su esencia musical, sus ritmos, armonías y melodías para conseguir un aprendizaje significativo de los estilos flamencos, los palos, las letras y las formas de interpretación.

El curso irá dirigido a toda la comunidad universitaria adaptándose a las características individuales y colectivas del grupo.

 

 

Descubrir la gestación del flamenco y sus claves musicales, posibilitara un mayor disfrute de este arte musicas

 

A través de la música, el flamenco especialmente, el pueblo andaluz ha manifestado – y manifiesta – sus alegrías y pesares, sus risas y llantos, sus amores y desamores, sus trabajos y oficios, sus cosmovisiones sobre la vida y la muerte… Los cantares del pueblo andaluz, en boca de uno de sus más insignes poetas, también son la historia de Andalucía.

Desde esta perspectiva, los objetivos que se pretenden lograr con la realización de este proyecto son los siguientes:

1. Capacitar a los participantes en la comprensión y el conocimiento de los distintos ritmos, armonías y melodías del arte flamenco.

2. Reconocer y distinguir los distintos palos del cante flamenco, identificándose a través del sonido de guitarra y aprendiendo a ejecutarlos

4. Desarrollar las habilidades psicomotoras de los dedos y manos en el toque de los instrumentos musicales, y la educación y modulación de la voz en el canto, interpretando diversos palos flamencos.3. Desarrollar la sensibilidad y expresión artística del alumnado participante  de una manera activa, participativa y placentera.

5. Promover valores de responsabilidad, solidaridad, respeto y tolerancia de manera que ayuden a mejorar la convivencia ciudadana.

6. Partir del nivel de conocimientos de los participantes, reconociendo su singularidad  e individualidad.

El objetivo fundamental del curso es trasladar a  las personas participantes un conocimiento adecuado de esta música para una mejor valoración y disfrute de la misma. Ofrecemos así, la posibilidad de divulgar el flamenco como elemento de la formación musical  y proponemos con ello revalorizar un elemento básico de nuestra cultura al mismo tiempo  que desarrollamos todos los valores implícitos en el aprendizaje de la música como la sociabilidad, sensibilidad artística, creatividad, etc.

 



Aún considerando que los niveles de conocimiento de los asistentes sean distintos, el taller reconocerá esas individualidades y potenciará su enriquecimiento con un tratamiento personalizado que aprovechará las mejores cualidades de cada uno. Se iniciará desde niveles sencillos de conocimiento de los ritmos mediante el acompañamiento de palmas u otras percusiones y progresivamente se irá avanzando en la especialidad deseada por los participantes hasta distinguir los “palos” y las  variedades de estilos flamencos y decantarse por cualquiera de sus tres formas, cante, toque o baile. Pretendemos que al final del curso los alumnos sepan reconocer los palos, los estilos flamencos genéricos, los ritmos, las armonías, etc., y dominen un mínimo repertorio de compases, estilos y  letras flamencas para, llegado el caso, ser capaces de interpretarlas por sí mismos en privado o en público. 

RECUROS HUMANOS Y MATERIALES

La implementación ideal de este proyecto requiere de los recursos humanos siguientes:

-Un cantaor-coordinador, que será Fernando Barros Lirola, redactor del proyecto.

-Un guitarrista especializado.

-Un bailaor o bailaora.

Para el desarrollo de nuestro taller no son precisos grandes medios materiales ni costosas inversiones. Se necesita un espacio, a ser posible suficientemente aislado y de tamaño medio donde poder reunirse un grupo de quince o veinte personas. El mismo número de sillas.

Se hará uso en las ocasiones que lo requieran de soportes informáticos de grabación o de lectura de CDS, sean equipos de música o video, pues en ocasiones se harán audiciones de grabaciones y de discos, así como proyecciones limitadas de pasajes de películas o de reportajes. Los alumnos pueden aportar sus instrumentos propios, sean guitarras, cajones, etc.

 El equipo de monitores, (cantaor/es y guitarrista/s),  aporta sus instrumentos, documentación, bibliografía, CDS, películas, etc, y cuanto material sea preciso.

MÉTODO

Los principios psicopedagógicos que subyacen en este proyecto parten de dos concepciones del aprendizaje que entendemos que son complementarias, la constructivista y la comunicativa. Según estos modelos, lo primero que hay tener en cuenta es lo que el alumno experimenta por sí mismo. Esto implica una enseñanza personalizada, en la que se debe intentar que cada alumno y alumna encuentre su mejor ritmo de aprendizaje y que parta de sus experiencias e intereses personales. De ahí que puedan existir en un mismo curso varios niveles y diversos ritmos de aprendizaje que corresponderá a la diversidad e intereses del alumnado.

Los alumnos y alumnas, como constructores de su aprendizaje, deben relacionar los nuevos conceptos con el esquema que ya poseen en su repertorio cognoscitivo. De este modo, dan sentido a lo que aprenden al comprobar su utilidad o funcionalidad. Cuando son capaces de establecer relaciones, es cuando pueden integrar en su estructura mental un nuevo concepto, reestructurando en su bagaje cognitivo para que adquiera significado.

 En el aprendizaje significativo, el profesor cobra una especial importancia en su faceta de motivador del proceso y su objetivo prioritario será el de interesar al alumnado. Además, deberá proporcionar los instrumentos y técnicas precisas para que elaboren o construyan su aprendizaje.

 

En resumen, para que los alumnos y las alumnas adquieran un aprendizaje significativo o comprensivo se requiere:

a) una actitud favorable por parte del alumnado, para integrar el nuevo conocimiento en su estructura cognoscitiva;

b) que el nuevo contenido tenga sentido para él, que sea funcional o útil; que le resuelva problemas o le sirva como medio para conseguir otro aprendizaje;

c) que el material de aprendizaje se organice según los principios de jerarquización, derivación y coordinación de los contenidos;

d) que el profesor actúe como guía que conoce a dónde puede llegar el alumno o alumna, lo sitúe ante situaciones problemáticas y le ofrezca recursos variados y suficientes para resolverlas.

El aprendizaje se produce cuando un conocimiento nuevo se integra en los esquemas de conocimiento previos, llegando incluso a modificarlos. Para que esto ocurra el alumnado tiene que ser capaz de establecer relaciones significativas entre el conocimiento nuevo y el que ya posee. Esto implica que los alumnos habrán de acceder al nuevo conocimiento a través de una serie de tareas que no estén yuxtapuestas a su formación anterior, sino que tengan sentido para ellos y puedan ser asumidas intencionalmente en su propio ámbito cultural. Hay que asegurar la funcionalidad del aprendizaje, de forma que los conocimientos y capacidades adquiridas puedan ser utilizados en cualquier situación de la vida cotidiana.

Partir de lo que los alumnos conocen y piensan sobre un tema concreto.Aprender supone modificar y enriquecer los esquemas de conocimiento de que disponemos, para comprender mejor la realidad y actuar sobre ella. Convendrá, por tanto:Es necesario actuar desde la consideración del aprendizaje como un proceso social y personal, construido de forma interactiva y relacional entre las personas y el entorno físico, cultural y social. Desde esta perspectiva, es fácil comprender la importancia que la interacción social y el lenguaje tienen en el aprendizaje. Por ello, será conveniente que el diálogo, el debate y la confrontación de ideas e hipótesis constituyan un elemento importante en la práctica  docente.

-Conectar con sus intereses y necesidades.

-Proponerles, de forma atractiva, una finalidad y una utilidad clara para los nuevos aprendizajes, que justifiquen el esfuerzo y la dedicación personal que se les va a exigir.

-Mantener una coherencia entre las intenciones educativas y las actividades que se realizan en el aula.

La metodología que proponemos es, pues, fundamentalmente activa y participativa. Esto supone que el alumnado no puede ser un simple espectador, sino un protagonista en la construcción de su propio aprendizaje, que necesariamente deberá ser significativo. Una metodología didáctica activa y participativa, que favorezca el pensamiento racional y crítico, el trabajo individual y cooperativo del alumnado, así como las diferentes posibilidades de expresión.-Favorecer la aplicación y la transferencia de los aprendizajes a la vida real.

Concretando, nuestro método consiste en iniciar el curso por la base. Oímos y nos oímos. Aprendemos en los primeros días de las clases lo que diferencia el sonido, -el ruido-, de la música propiamente dicha. Y tras saber qué es la música empezamos a distinguir la música flamenca de las otras músicas.  Se explica el origen de la música flamenca y sus influencias y mezclas hasta nuestros días.  Cada día se dedican unos minutos a la teoría pero lo fundamental es la práctica….Se explicará la terminología, el lenguaje y las formas del flamenco, si bien conforme avance el curso se irán repitiendo de forma práctica para una mejor comprensión y aprendizaje de los mismos. Se comenzará de forma pautada y práctica el conocimiento de los diferentes tipos de cantes, palos, familias de palos, compases, ritmos y tonalidades.  A este respecto es muy útil el empleo de la guitarra para diferenciar los distintos cantes. Se hará hincapié en el contenido popular y la métrica de la letra de los cantes.  Entender y comprender la letra es imprescindible para adecuarla al cante, para ello será imprescindible el aprendizaje de la recitación.

Este sería un esquema básico de la iniciación a la música flamenca que imparte nuestro taller. Consideramos muy importante la interacción de las tres ramas del flamenco, cante, baile y toque y tras afianzar todo lo anterior se pasará a los ejercicios de palos, comenzando por los tangos y algún cante de ritmo libre.Se prestará especial atención al cuidado de la voz, las formas idóneas de interpretación y cuantos conocimientos son precisos para  un mayor aprovechamiento, incluyendo el uso de las nuevas tecnologías y los avances en materia de comunicación audiovisual de que dispone hoy nuestra sociedad.

Este proyecto constará  de 20 horas de duración. Habrá dos sesiones semanales, de dos horas de duración cada una, lo que suma un total de cuatro horas semanales. Los días y el horario se acordarán con los participantes.

TEMPORALIZACIÓN

Las primeras secciones serán de iniciación: Habrá una primera parte de sesiones conjuntas de las diferentes especializaciones para luego dividir el grupo según las inclinaciones, sean toque, baile o cante.  Y comenzará  el reconocimiento de los ritmos, estilos y práctica de palmas. Aprendizaje de los tonos y uso de las letras.

Los dos siguientes serán de consolidación y aprendizaje de los palos.

Los dos últimos, de afirmación de los gustos y de práctica de las disciplinas según la afinidad de cada alumno, cante, baile o toque.

 La práctica nos ha enseñado que el alumno siente que lo que ha aprendido le es útil cuando puede ponerlo en práctica, a su manera. Por eso cuidamos que esos conocimientos tengan  una exteriorización en el mejor ambiente posible, y ello se nos muestra claramente en las veladas flamencas o reuniones entre amigos, donde el flamenco manifiesta sus valores y cualidades en un entorno favorable; por ello proponemos que las últimas actividades del taller estén dedicadas a estos encuentros bien con público,  vecinos, alumnos de otros talleres,  etc o invitando a personas cercanas a estas reuniones. Socializando esos conocimientos y aprendizajes éstos se consolidan con más eficacia y sirven además de sano esparcimiento para cuantas personas puedan acceder a ellos.

VALORACIÓN DEL APRENDIZAJE

 Igualmente proponemos la vinculación de este taller a la vida cultural de la Facultad, con el fin de mostrar el flamenco a la comunidad universitaria y a su vez exponer  los avances que el grupo obtenga

De esta manera una magnífica inversión en cultura revierte multiplicada al lugar donde nació.

 Director,  Fernando Barros Lirola.

Cantaor y divulgador flamenco.

Autor del libro: “Flamenco en las Aulas” Editorial Signatura.

CONTACTOS: Tfno: +1 5056030743

barroslirola@yahoo.es

www.queeselflamenco.com

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes

Translate »
Ir a la barra de herramientas